Ilustración 9: Ms/17306 BNE de El galán fantasma, fol. 1r

El galán fantasma de Calderón de la Barca

[ A+ ] /[ A- ]

Noelia Iglesias Iglesias

U. de Santiago de Compostela

Resumen: El no datado MS/17306 BNE de El galán fantasma de Calderón de la Barca, único testimonio de la pieza ajeno a la familia textual de la Segunda parte de comedias del dramaturgo, fue compuesto por un amanuense profesional que trabajó para Rojas Zorrilla y revisado después parcialmente por otra mano; si bien el manuscrito cuenta con intervenciones procedentes de diversas manos, cuyo modus operandi es analizado. El presente artículo determina la franja cronológica durante la cual fue redactado el citado manuscrito de El galán fantasma por medio del estudio de las marcas de agua de sus hojas y de la presencia de las fechas de copia en los dos manuscritos de comedias de Rojas Zorrilla obra de aquel amanuense.

Palabras clave: Calderón de la Barca, copistas, adiciones, manuscrito, El galán fantasma.

[Noelia Iglesias Iglesias, «Las manos del MS/17306 BNE de El galán fantasma de Calderón de la Barca», Manuscrt. Cao, nº 14 (2012), ISSN: 1136-3703]

 

I. Los manuscritos de El galán fantasma

La pieza palatina El galán fantasma de Calderón de la Barca (1600-1681), publicada en la Segunda parte de comedias del dramaturgo en 1637, cuenta con una tradición textual manuscrita compuesta por tres textos. Todos ellos han sido catalogados como pertenecientes al siglo XVII por Paz y Mélia y se hallan custodiados en la Biblioteca Nacional de España (BNE). Así pues, de acuerdo con Kurt y Roswitha Reichenberger, la obra forma parte de ese privilegiado y reducido grupo de obras calderonianas trasmitidas a través de tres o más manuscritos fechados en el seiscientos, a saber, Dicha y desdicha del nombre 1El gran príncipe de Fez 2Hado y divisa de Leonido y Marfisa 3El mejor amigo el muerto 4 , El postrer duelo de España 5Saber del mal y del bien 6 . El elevado número de manuscritos áureos conservados de estas piezas anteriores indica el éxito que corrieron en los corrales de comedias del siglo XVII, como es el caso de la obra de enredo que nos ocupa 7  .

Dos de los manuscritos de El galán fantasma (cuyas signaturas son Ms/16649 y Ms/17306) no llevan indicación del año. Al contrario, el manuscrito restante (Ms/15672) posee censuras —una de ellas firmada por el propio Vera Tassis, editor de Calderón— y licencia de representación fechada en 1689 8 . Es muy posible que los tres textos sirvieran como soporte textual de distintas representaciones de la pieza, a juzgar por los atajos, adiciones y omisiones de versos llevados a cabo sobre los manuscritos.

El presente artículo se centrará en el estudio paleográfico del Ms/17306 de El galán fantasma, el cual comprenderá su descripción bibliográfica y la exposición del modus operandi de las diversas manos que intervinieron en el texto. Al observar con detalle el manuscrito, se advierte en él la presencia de distintas manos, las cuales dan fe de las vicisitudes sufridas por el texto a lo largo del tiempo, entre ellas, las derivadas de su azaroso recorrido por las tablas. No debe olvidarse que «las variantes de los manuscritos dramáticos no suelen representar las sucesivas correcciones del autor, sino más bien las diferentes circunstancias de determinados hechos escénicos» 9 .

Desde el punto de vista textual, el Ms/17306 constituye el único testimonio de la pieza ajeno a la familia de la Segunda parte de comedias de Calderón, conque su importancia le hace esencial a la hora de establecer el texto de la obra. De hecho, es muy probable que el manuscrito, carente de datación, sea anterior a la edición príncipe de la comedia (1637) por el mero hecho de que no copia este testimonio frente a los restantes textos de la pieza, que remiten, en último término, al texto de la parte. Dada la relevancia del Ms/17306 en el análisis ecdótico de El galán fantasma, es necesario abordar su examen desde la perspectiva paleográfica 10 .

II. Descripción bibliográfica del Ms/17306 BNE

El Ms/17306 de El galán fantasma presenta 56 hojas en cuarto —su numeración a lápiz es moderna— y carece tanto de datación como de licencias de representación 11 . Por lo que atañe a su composición, muestra encuadernación moderna, llevada a cabo por la BNE, en la que se le incluyeron tres folios de guarda iniciales y cuatro finales. A los folios de guarda del comienzo les sucede una anteportada añadida a posteriori, lo que se desprende del examen de la composición de los cuadernos y del diferente papel utilizado con respecto al resto del texto. En dicha portadilla moderna se lee, trazado con una tinta oscura, lo siguiente: «El galan fantasma= / Comedia en 3 jornadas de Don / Pedro Calderon de la Barca— / (Dos 3 ejemplares, el uno con las censuras / de Lanini Sagredo y Vera Tassis)».

Esta última mención se refiere al Ms/15672 de la pieza, que contiene censuras de los aludidos autores. Asimismo, una mano escribe a lápiz «Legº. nº 11 9». El numeral cardinal 11, el artículo determinado El del título y el numeral cardinal Dos están tachados con un lápiz de color azul, que escribe también un 3 y un 9 en lugar de Dos y 11, respectivamente 12 . El Ms/16649 de la obra incluye también una portadilla agregada posteriormente al texto, escrita por el mismo amanuense y con la misma tinta que compone la del Ms/17306. En efecto, los tres manuscritos de la obra pertenecían a la biblioteca ducal de Osuna 13 , por lo que es lícito conjeturar que pudo ser un bibliotecario del citado archivo quien añadiera esas portadillas modernas.

El papel del Ms/17306 presenta tres filigranas distintas, todas situadas en la parte central de los folios, en sentido horizontal. Una de ellas representa una lágrima, cuyo interior alberga una cruz cristiana 14 :

Ilustración 1: Filigrana a del MS/17306 BNE

En ciertas hojas, esta cruz sostiene encima una pequeña figura que semeja la letra D invertida y, en otras, aparece sin dicha imagen:

Ilustración 2: Filigrana b del MS/17306 BNE

La restante marca de agua del manuscrito parece simbolizar una figura en forma de tijera:

Ilustración 3: Filigrana c del Ms/17306

La distribución de estas filigranas es la siguiente:

  • Folios sin filigrana: 1, 3, 5, 6, 7, 9, 10, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 21, 23, 24, 29, 30, 32, 34, 35, 36, 37, 38, 41, 43, 45, 46, 49, 50, 52, 54, 55 y 56.
  • Folios con cruz dentro de lágrima sin letra D al revés: 2, 4, 8 y 11.
  • Folios con cruz dentro de lágrima con letra D al revés: 19, 20, 27, 28, 31, 39, 40, 42, 48 y 51.
  • Folios con tijera: 22, 25, 26, 33, 44, 47 y 53.

Consultados varios repertorios de filigranas (Briquet, Valls i Subirà, Balmaceda, Heawood…), se han encontrado en el catálogo de Briquet varias marcas de agua no alejadas de las filigranas ab del manuscrito, si bien más complejas en su representación, ya que en su parte inferior se colocan una o dos iniciales (o incluso dentro del marco, a cada lado de la cruz) 15 . De la misma manera, en los repertorios de filigranas genovesas de Balmaceda no se registran las marcas de agua ab del manuscrito, aunque sí algunas similares, con el dibujo de la lágrima y la cruz dentro, pero con iniciales distintas encima o incluso bajo la lágrima 16 . Con todo, sí se ha localizado una filigrana análoga a la simple marca de agua a —sin la D al revés superior— en la filigrana núm. 68 que recoge Ezquerro Esteban en su recopilación de los manuscritos de la primera mitad del siglo XVII, pertenecientes al archivo de música de las catedrales de Zaragoza 17 .

Ilustración 4: Filigrana núm. 68 del catálogo de Ezquerro Esteban

Según Ezquerro Esteban 18 , esta filigrana «se halla extendida por todo el ámbito mediterráneo (sur de Francia, Italia peninsular, Sicilia y España)» 19 . En lo que concierne a la datación aproximada de la marca de agua precedente, el investigador expone que:

se constata una clara tendencia en la década de los años 30 del siglo XVII (concretamente, en los años 1629, 1632, 1633, 1634 y 1639) a utilizar en Zaragoza papel con marca de agua de la familia cruz, grupo entonces predominante en el archivo estudiado, para pasar a ser anulada dicha preferencia en los años 40 (concretamente en 1639, 1642, 1645 y 1647) por la familia círculo—en su tipo tres círculos— 20

Pese a que el autor propone situar la filigrana en los primeros años de la década de los treinta, este dato no puede ser determinante para la datación del manuscrito, puesto que no resulta infrecuente que los fabricantes copien unos a otros determinadas marcas de agua durante muchos años después de haberse iniciado y extendido su uso. El estudio de las filigranas —consideradas como marca del fabricante— como herramientas para datar documentos es un procedimiento poco explorado y controvertido. Además, «los textos estándar sobre marcas de agua contienen escasa cobertura sobre el siglo XVII, especialmente para España, y no existe bibliografía significativa sobre el papel español de dicho siglo. […] un análisis completo de los datos solo será factible a la luz de investigaciones posteriores» 21 .

En cuanto a la aparición del símbolo de la tijera en algunas de las filigranas del texto, esta no es infrecuente en los manuscritos de los siglos XVI y XVII, tal como se deduce del repertorio de Briquet 22 . A pesar de ello, no se ha localizado esta figura tal como aparece en el manuscrito —menos definida y más primitiva que aquellas— en ninguna de las compilaciones de marcas de agua revisadas.

Tras la anteportada moderna del manuscrito, empieza el texto de la comedia, sin las dramatis personae, que tal vez conformarían una hoja aparte que se perdió. En el encabezado de esa primera hoja, se apunta: «Primera Jornada Del galan fantasma de D. Po calderon. Jesus, María, Joseph».

Ilustración 5: Primera hoja del Ms/17306 BNE, fol. 1r

El texto se presenta escrito a una columna y la mayoría de las acotaciones se hallan precedidas de una pequeña cruz de lados iguales con una raya en cada extremo:

Ilustración 6: Cruz que antecede a las acotaciones en el Ms/17306 BNE

Con relación a la letra del manuscrito, de tipología holandesa según Paz y Mélia 23 , su tamaño va en aumento a medida que avanzan las jornadas, las cuales se anuncian con una portada confeccionada por el mismo amanuense que copia el resto del texto: «Acto / 2º / Del Galan fantasma» y «Acto / 3º / el Galan fantasma». Entre el término del segundo acto y el inicio del tercero hay un folio del mismo papel que el del resto del manuscrito, en blanco en su lado recto y con tres garabatos en su lado verso, cuya mano parece la misma que copia la mayor parte del manuscrito —la cual acaso estuviera ensayando con la pluma y probando la tinta— y una operación matemática, que quizás corresponda a una cuenta de pago:

62

17

___

434

62

___

1054

Para terminar con la descripción bibliográfica del manuscrito, la última hoja inmediatamente posterior al texto de El galán fantasma —a la que se ha pegado un trozo de un papel distinto— recoge cuatro versos con grafía apresurada, copiados por una mano y una tinta diferentes a las que veremos que intervienen en el texto:

Con vuesa merced señor

vivirá contenta el alma

vivas los años del fénix

por siglos y edades largas

Ilustración 7: Versos incluidos en la última hoja anexionada al Ms/17306 BNE, f. 56v

El pasaje, que aparece de manera más o menos similar en otras comedias del Siglo de Oro, contiene una referencia a la mítica ave fénix. No obstante, en una exégesis más compleja, los versos también podrían ser interpretados como una alusión a Fénix Lope de Vega, alusión que deja de ser de buen gusto tras la muerte del dramaturgo, en 1635. Como muestra, en la primera versión de La vida es sueño, compuesta entre 1629 y 1630, se lee:

Vivas más, iba a decir, que el fénix;
es cosa vieja y por eso no lo digo,
y porque el príncipe llega 24

III. La mano principal del Ms/17306 BNE

A la vista del Ms/17306, es evidente que fue compuesto en su totalidad por una sola mano, cuya grafía es clara y fácilmente legible. Este amanuense se encarga de la copia del texto, así como de las portadas que informan del inicio de la segunda y tercera jornadas. Gracias al proyecto de investigación Manos Teatrales, dirigido por Margaret R. Greer y a las aportaciones más recientes de la profesora, se sabe que al menos otras dos piezas de teatro de la BNE son copiadas total y parcialmente por el mismo copista del manuscrito Ms/17306 de El galán fantasma 25 .

Se trata de dos comedias de autoría no calderoniana: una firmada por Francisco de Rojas Zorrilla (1607-1648), Peligrar en los remedios (Ms/Vitra 7-6 BNE) 26 , y otra producto de la colaboración de aquel ingenio con Coello y Vélez de Guevara, El catalán Serrallonga el bandolero (Ms/Vitr. A Est. 5, 5, Biblioteca del Centro de Documentación y Museo de las Artes Escénicas del Institut del Teatre de la Diputación de Barcelona) 27 . De acuerdo con las fichas de los dos manuscritos en Manos Teatrales, también las portadas de ambos textos —en el caso de la segunda pieza, la portada del segundo acto, debido al dramaturgo— están compuestas por el copista que confecciona la mayor parte de los dos textos mencionados de Rojas, el mismo del MS/17306 de El galán fantasma.

De este modo, la mano que copia por entero el Ms/17306 de El galán fantasma (a excepción de ciertas adiciones y enmiendas llevadas a cabo por una segunda mano cuya labor será examinada) es la misma que compone la totalidad del texto de Peligrar en los remedios, junto al acto segundo de El catalán Serrallonga, salido de la pluma de Rojas Zorrilla 28 . Se presentan a continuación imágenes pertenecientes a los tres manuscritos en las que puede verificarse que es la misma mano la que está detrás de la copia de los dos textos de Rojas y del de Calderón.

Ilustración 8: Ms/Vitra 7-6 BNE de Peligrar en los remedios, fol. 1r

Ilustración 9: Ms/17306 BNE de El galán fantasma, fol. 1r

Ilustración 10: Ms/Vitr. A Est. 5, 5, Institut del Teatre de Barcelona de El catalán Serrallonga, fol. 1r

Como señala Greer en la ficha de los dos manuscritos del dramaturgo toledano en la base de datos de Manos Teatrales, estos tradicionalmente se hallan mal catalogados como autógrafos de Rojas, a quien se responsabiliza de modo erróneo de la copia del texto completo de Peligrar en los remedios y de la segunda jornada de El catalán Serrallonga, al aparecer su firma y algunos fragmentos de su mano en ambos textos. La investigadora subraya que la presencia de la mano que copia las dos piezas anteriores debidas total y parcialmente a Rojas Zorrilla en el Ms/17306 de El galán fantasma contribuye a desechar la hipótesis de que aquellas obras son autógrafas del dramaturgo castellano y confirma que se trata de la mano de un copista con el que trabajó el comediógrafo al menos en esos dos manuscritos firmados por él.

En su estudio acerca de Peligrar en los remedios, Gómez Rubio ya sostenía que el manuscrito Ms/Vitra 7-6 de esta comedia no constituye un «verdadero autógrafo», pues las intervenciones de Rojas en el texto «son muy contadas y se circunscriben al tercer acto, parte que Rojas envió por separado del resto de la obra al director Roque de Figueroa». En consecuencia, la estudiosa describía la labor del amanuense —insistimos: la misma mano que copia el Ms/17306 calderoniano— y del dramaturgo en aquel manuscrito en estos términos:

El resto del manuscrito fue obra de algún copista probablemente profesional, a juzgar por su clara y esmerada caligrafía (tan diferente en eso a la del toledano); por lo que la tarea de Rojas consistió en revisar y corregir la versión del copista al tiempo que introducía algunas modificaciones 29 .

El segundo acto del manuscrito de El catalán Serrallonga está firmado por Rojas el 13 de noviembre de 1634, fecha de la copia: «acabada en trece de noviembre de 634 para Antonio de Prado». Esta jornada se encuentra encuadernada conjuntamente con el acto tercero, autógrafo de Luis Vélez de Guevara firmado por el dramaturgo, coautor de esta comedia, y presenta una censura tardía autógrafa de Francisco de Avellaneda, datada el 6 de septiembre de 1664. Al final de la tercera jornada, se señala de nuevo que el manuscrito es vendido a la compañía teatral de Antonio de Prado mediante la simple indicación «para Antonio de Prado».

Por su lado, Peligrar en los remedios exhibe el mismo año que la obra anterior: «Acabada sábado nueve de diciembre de 634 para Roque de Figueroa. Si alquid dixerim… etc., D. Francisco de Rojas Zorrilla», fecha que «se refiere, casi con total seguridad, al momento en que acabó de revisar y retocar la obra más que al momento mismo en que la compuso» 30 . A continuación, le sigue una licencia para la representación del fiscal Licenciado Serrano, sin datación.

La fecha de 1634 que señalan los manuscritos de Peligrar en los remediosEl catalán Serrallonga, año en el que es probada la actividad del copista, coincide con la que se conjetura aproximadamente para el no datado Ms/17306 de El galán fantasma desde la perspectiva del estudio bibliográfico de sus filigranas —no terminante, como se vio— y, sobre todo, desde la perspectiva ecdótica —en la que no puede ahondarse aquí—: primeros años de la década de los treinta.

En resumen, la mano del Ms/17306, cuya identidad resulta imposible precisar hasta el momento, pertenece, pues, con probabilidad a un copista del que solía servirse Rojas Zorrilla en la primera etapa de su carrera teatral —el dramaturgo contaba con veintisiete años en 1634— para realizar una copia en limpio de sus borradores, ya que tanto Peligrar en los remedios como El catalán Serrallonga están firmadas y, en consecuencia, refrendadas por el ingenio. Por su parte, también el Ms/17306 de El galán fantasma presenta las características típicas de una copia en limpio de la comedia: caligrafía clara y precisa y no demasiadas correcciones del primer copista. De hecho, la observación de su grafía permite distinguir la existencia de una cierta cantidad de enmiendas que pertenecen al propio amanuense que, cuidadoso, volvió a leer el texto y corrigió algunas lecturas una vez finalizada la copia.

He aquí la necesidad de comentar un aspecto textual significativo del manuscrito: la escasez y laconismo de sus acotaciones frente a la edición príncipe de la comedia. Ciertamente, el Ms/17306 omite algunas acotaciones indispensables en el texto y las que contiene son siempre, como norma general, muy breves 31 . Las razones de este hecho quizás se deban a que, en un primer momento, el manuscrito pudo haber sido copiado para la lectura destinada a una persona particular, sin un propósito teatral de por medio. A pesar de que la mayor parte de los manuscritos áureos eran utilizados por las compañías, no todas las copias tenían dicha finalidad, pues existía demanda por parte de los particulares aficionados al teatro para hacerse con novedades o proveerse de copias manuscritas de comedias ya puestas en escena 32 .

Sin embargo, son muchos los casos de manuscritos que fueron elaborados en un principio con un propósito y, posteriormente, empleados con otro. De este modo, el Ms/17306 bien pudo ser un manuscrito concebido en origen para la lectura (de ahí sus pocas acotaciones y la parquedad manifiesta de las existentes o incluso la circunstancia de que carezca de lista de actores) y, unos años después, utilizado como base textual de una puesta en escena concreta de la comedia, como parecen atestiguar las intervenciones ajenas a la primera mano. Esta hipotética génesis del Ms/17306 como texto para ser leído podría explicar entonces que las acotaciones sean escuetas y directas, puesto que acaso el responsable de la copia pensaba únicamente en el lector como destinatario y no en los posibles actores que representarían la obra tiempo después.

IV. La segunda mano del Ms/17306 BNE

Con todo, el manuscrito objeto de nuestro estudio fue examinado a posteriori por una segunda mano que añade tres pasajes a la pieza (tras los vv. 398, 466 y 899) y una acotación (tras el verso 1470acot.), con una tinta de color marfil que contrasta con la oscura empleada por la primera mano, a la par que enmienda con acierto en el verso 1027 un error métrico del copista principal 33 . Así pues, esta segunda mano es agente de tres adiciones prescindibles en la primera jornada de la comedia, situadas en los espacios marginales del manuscrito, que suman dieciséis versos en total. Es preciso comprobar en dónde se sitúa cada una de estas amplificaciones.

En el verso 379 inicia Carlos, el segundo galán, su extenso parlamento (de 179 versos) sobre la existencia de la mina. Tras el verso 398 se enmarca la primera adición de la segunda mano, compuesta por ocho versos que siguen la rima en e-o del romance en el que se insertan. Desde el punto de vista semántico, la inclusión del lugar se halla encaminada a justificar —a modo de captatio benevolentiae dirigida a Astolfo de manera explícita y al público de manera implícita— la larga digresión del personaje, que le llevará a ofrecer a su amigo la práctica solución del túnel para poder ver a su amada:

Carlos[…]Mirad qué tiene que vera vuestro amoroso intentohaber en Italia bandosni en Sajonia sentimientos,pues presumiréis, Astolfo, 34estas digresiones viendo

que del propósito salgo

oíd, que ya voy al vuestro.

Ilustración 11: Primera adición arbitraria (tras el verso 398) de la segunda mano en el Ms/17306 bne, fol. 7v

El siguiente añadido se localiza en el curso de ese mismo monólogo de Carlos, quien continúa su relato a Astolfo acerca de lo que luego se sabrá que es la razón que explica que tenga una mina en su casa, cuyo destino es el jardín de Julia. El segundo galán sigue con los antecedentes del asunto y refiere a su amigo cómo Crotaldo deshonró a su adversario Arnesto en público dándole un bofetón, conque el padre de Julia no volvió a salir de su casa «o porque fue / la prisión con tanto aprieto / o porque el temor le tuvo / tan guardado y tan secreto» (versos 463-466). He aquí la incorporación de seis versos, que perpetúan la rima en e-o del romance:

Carlos[…]que pudo Arnesto pensarviéndole en un aposentoencerrado que ya estabadesagraviado supuesto si él mesmo 35en fe de haberle ofendidose trataba como a muerto.

Si se examinan los versos anteriores, puede pensarse que el propósito de la adición ha sido aportar un mayor dramatismo a la situación de Crotaldo —en cuyas penosas circunstancias se vuelve a insistir: «en un aposento / encerrado», «se trataba como a muerto»— y de Arnesto, sobre quien se formula la hipótesis de que pudo considerar cumplida su venganza al ver a su enemigo privado de libertad y viviendo de una forma no distinta a la muerte.

Ilustración 12: Segunda adición arbitraria (tras el verso 466) de la segunda mano en el Ms/17306 BNE, fol. 8v

La tercera inserción de versos por parte de la segunda mano se da tras el verso 899, hacia el final de la primera jornada. Todas las dramatis personae se hallan en escena, según indica una acotación inmediatamente previa: «Entran todos». Es la noche en la que Astolfo se arriesga a visitar a Julia por última vez en su casa. Su amigo Carlos le acompaña y juntos presencian la entrada de un misterioso hombre en casa de la dama. El galán, desconfiado, pretende acceder a la casa para comprobar quién es el enigmático hombre que entra a tales horas allí. Ante la decidida insistencia de Astolfo, Carlos, consciente del peligro que entrañan las circunstancias, se encomienda a sí mismo la misión de guardar la puerta, pero se topa por sorpresa con el duque de Sajonia, asombro que es recogido en el margen del manuscrito con una nueva réplica del segundo galán:

Carlos¿Qué miro? ¿Tú eres, señor,a quien yo guardé la entrada?

Tal vez el autor de esta intervención, la cual se ajusta a la rima en a-a del romance en el que se intercala, consideró que Carlos debía admirarse también al ver al Duque en casa de Julia cuando era él quien vigilaba la puerta.

Ilustración 13: Tercera adición arbitraria (tras el verso 466) de la segunda mano en el MS/17306 BNE, fol. 16r

Las adiciones examinadas copiadas por la segunda mano aportan aspectos y matices al texto. La primera hace un guiño entre líneas al espectador, preparándole para la digresión que va a escuchar de inmediato acerca de los bandos existentes en Italia; la segunda recalca la lamentable situación de dos personajes: Crotaldo, preso en su propia casa, y Arnesto, el agraviado; y la tercera incorpora una réplica de Carlos en la que se refleja su desconcierto por la entrada del Duque en casa de Julia aun cuando él protegía sus accesos. Estas tres amplificaciones están en boca de Carlos, conque podría juzgarse que la segunda mano —acaso un autor de comedias o un actor— quiso conceder un mayor protagonismo a este galán secundario en una hipotética puesta en escena basada en este manuscrito; si bien dieciséis versos nuevos tampoco es un número elevado para contemplar seriamente esta hipótesis.

Al mismo tiempo, debe subrayarse el hecho de que esa segunda mano únicamente inserta versos en la primera jornada de la comedia, por lo que quizás su revisión no alcanzó más que este acto. Con todo, dichos versos no son necesarios para el buen sentido de los pasajes en los que se encuadran, pues reiteran datos conocidos ya por el lector o espectador. Es más, en el caso de los dos primeros grupos de versos, estos contribuyen a que se ralentice el ritmo de la narración de Carlos. Los fragmentos añadidos al manuscrito tampoco son requeridos desde la perspectiva métrica, pese a que se adaptan a ella. En definitiva, estos pasajes, ausentes en los restantes testimonios de la comedia, no parecen tener apoyo textual alguno.

De igual suerte, se registra en el verso 1470acot. una acotación nueva procedente de la segunda mano. El contexto es el siguiente: Julia está en su jardín penando por su amado Astolfo, a quien cree muerto, y Porcia le pregunta si desea que le cante para divertirla, pero la dama rechaza la propuesta de su criada respondiéndole que «la música entristece» y después se lee en la edición príncipe «Dan golpes debajo». No obstante, la segunda mano añade inmediatamente antes «Cantan», conque la acotación completa reza así: «Cantan. Dan golpes debajo» —la segunda parte de la acotación es responsabilidad de la primera mano—. De ello se deduce que la segunda mano no estuvo especialmente acertada, dado que el texto dramático no da a entender en ningún momento que se llegue a cantar. No obstante, acaso este copista obvió adrede el texto calderoniano al querer potenciar en la dramaturgia de una determinada representación de El galán fantasma —cuyo texto base sería el MS/17306— las habilidades musicales de las actrices que interpretarían los papeles de Julia y Porcia.

Ilustración 14: verso 1470acot. en el Ms/17306 bne con parte de la acotación añadida por la segunda mano

En contraste, la segunda mano acierta a la hora de enmendar un error métrico del primer copista en el verso 1027. El amanuense del manuscrito no copia este verso necesario métricamente, descuido que es advertido por la segunda mano, que rellena la laguna con un verso al margen que suponemos de su cosecha propia: «Reparemos en quien viene», solo presente en este testimonio.

La ausencia del verso se encuentra en la segunda jornada, al final de una réplica de Enrique. Desde el punto de vista del sentido, la supresión no se percibe, dado que se trata de una oración exenta, pero su falta se detecta a través de la métrica del romance. La segunda mano del Ms/17306 no iba desencaminada al escribir un verso que tiene la misma función que el de la edición príncipe: romper con el discurso anterior (el relato que está refiriendo Enrique a Laura) y enlazar con el contexto posterior (alguien llega y padre e hija no pueden seguir con su historia). Pese a ello, el verso aportado a posteriori en el Ms/17306 es visiblemente peor que el de la edición príncipe, puesto que crea una repetición del concepto expresado en el verso anterior:

Edición príncipe Ms/17306
Enrique[...]Aquí, pues, la voz, aquíen mil suspiros envuelta,en mil lágrimas bañada,dije… Pero gente llega;luego, Laura, lo sabrás.Salen Lucrecia y Candil.

Lucrecia

Don Carlos está a la puerta.

Candil

Dice si, para besar

tus manos, le das licencia.

(vv. 1010-1030)

Texto de la primera manoEnrique[...]Aquí, pues, la voz, aquíen mil suspiros envuelta,en mil lágrimas bañada,dije… Pero gente llega;………………………..

Sale Lucrecia y Candil.

Lucrecia

Don Carlos está a la puerta.

Candil

Dice si, para besar

tus manos, le das licencia.

Texto de la primera mano con el verso introducido por la segunda mano como enmienda

Enrique

[...]

Aquí, pues, la voz, aquí

en mil suspiros envuelta,

en mil lágrimas bañada,

dije… Pero gente llega;

Reparemos en quien viene.

Sale Lucrecia y Candil.

Lucrecia

Don Carlos está a la puerta.

Candil

Dice si, para besar

tus manos, le das licencia.

Ilustración 15: Omisión del verso 1027 por la primera mano del Ms/17306 BNE, restaurado a posteriori por la segunda mano, fol. 18v

El usus scribendi calderoniano atestigua la manera de rematar el discurso debido a la irrupción de otro personaje en escena tal y como se hace en la edición príncipe. De esta forma, en El encanto sin encanto se lee:

Libia[…]Y… Pero Fabio ha venido;Luego lo sabrás 36 .

V. Las huellas ajenas a la primera y segunda mano en el Ms/17306 BNE

Los rastros existentes en el Ms/17306 ajenos al copista no terminan con las adiciones anteriores ni con esta propuesta de enmienda de la segunda mano. Se localizan otro tipo de huellas en el manuscrito, como las varias enmiendas a lecturas de la primera mano que parecen proceder de una mano distinta a las ya conocidas. Como se apuntaba, en abundantes ocasiones la primera mano comete un error, lo advierte y lo repara. Sin embargo, la mayoría de esas correcciones pertenecen a una mano que resulta imposible determinar, sobre todo porque la enmienda supone una nueva lección con escasas grafías diferentes con respecto a la anterior.

A una mano ajena también a la del copista principal corresponden los dos atajos existentes en el Ms/17306, esto es, indicaciones de cortes en el texto para abreviarlo en una hipotética representación de la pieza basada en este manuscrito. Ambos atajos, que muestran el adverbio de negación no en su lado izquierdo, fueron trazados con una tinta de color marrón, semejante a la empleada por la segunda mano en sus adiciones, aunque no puede precisarse si esta ha sido la agente de tales podas. Es muy probable que la mano ejecutora de estos atajos estuviera ligada a una compañía teatral que escenificó la pieza teniendo en cuenta el manuscrito y que los mencionados recortes fueran una adaptación del texto a sus necesidades.

El primer atajo se halla hacia el final de la primera jornada y cubre los versos 887 a 892. En él son suprimidos seis versos correspondientes a intervenciones de cinco personajes, entre los que se destaca un encendido desafío entre el Duque y Astolfo en un momento cumbre de la trama:

JuliaDa voces, Porcia.DuqueHoy verásque es rayo ardiente mi espada.AstolfoO que estás favorecidoy riñes con gran ventaja.

Dentro Enrique

La puerta echaré en el suelo.

Dentro Carlos

Guárdola yo.

Julia

¡Pena rara!

El siguiente atajo se localiza en torno al término del segundo acto (versos 1951 a 1958) y comprende ocho versos del parlamento que Julia pronuncia tras escuchar el relato de Astolfo sobre la mina que le permite alcanzar su jardín. Los versos tachados hacen hincapié en el desconcierto de la joven ante la historia que le acaba de revelar su amado:

Asombro tuve y temorde verte tan prodigiosoy, aunque el temor he perdido,aún no he perdido el asombro,que no es posible que seanverdad las dichas que toco,que cuanto las sé por vellas,por ser dichas, las ignoro 37 .

En definitiva, el Ms/17306 posee dos atajos (de seis versos el primero y de ocho el segundo), cuyos versos se presume que no fueron declamados por los actores de la escenificación de El galán fantasma en la que se tomó dicho manuscrito como texto base.

VI. Conclusiones

En síntesis, el Ms/17306 de El galán fantasma de Calderón fue compuesto por un copista profesional que, en la misma época, trabajó mano a mano con Rojas Zorrilla en la redacción de, al menos, dos manuscritos de su autoría: Peligrar en los remediosEl catalán Serrallonga, comedia colaborada cuya segunda jornada es responsabilidad del dramaturgo toledano. La indicación expresa de 1634 en los anteriores manuscritos reafirma la franja cronológica que se barajaba en las conclusiones del análisis de las filigranas y del estudio textual del Ms/17306 para su composición: primeros años de la década de los treinta.

Al igual que aquellos manuscritos debidos a Rojas, el Ms/17306 de El galán fantasma es una copia en limpio —a juzgar por su cuidada y clara grafía—, encargada acaso por un particular que deseaba disfrutar de la lectura de la pieza sin esperar a su publicación en la imprenta —que llegaría en 1637—, como se infiere por su exiguo texto espectacular. Con todo, el propósito inicial del manuscrito muda con los años al funcionar con probabilidad como texto base de una o varias puestas en escena, como atestiguan las intervenciones posteriores de la segunda mano, vinculada posiblemente a una compañía teatral, o los atajos de autor desconocido, cuya finalidad fue la agilización de los desenlaces de la primera y segunda jornada, aunque se trata de pocos versos atajados, conque no contribuiría demasiado a ese hipotético acortamiento de la comedia.